La SEDATU de Rosario Robles, No Requiere Que sea Diciembre Para Regalar y Regalar Más Que Amor…

La SEDATU Saluda con Programas Sociales descobijando a la Secretaria que Originalmente Cumplía con la labor amable del Gob.
La SEDATU Saluda con Programas Sociales descobijando a la Secretaria que Originalmente Cumplía con la labor amable del Gob.

Comunicado SEDATUJMS.PRESS Abel Jiménez

Gracias al Programa de Ampliación y Mejoramiento para Personas con Discapacidad, José Santiago recibió un subsidio de 54 mil 778 pesos para tener un espacio en su hogar acorde a sus necesidades.

Quienes lo conocieron saben que el gran escritor mexicano Carlos Fuentes desarrolló toda su obra literaria empleando únicamente dos dedos… sus dos índices.

Casi de la misma forma, José Santiago emplea únicamente dos dedos para desarrollar todas sus actividades profesionales. La gran diferencia es que él lo hace desde una silla de ruedas y con una condición de nacimiento que le impide emplear adecuadamente brazos, manos y piernas.

José Santiago Hau Santos es todo un ganador. Está a punto de cumplir 47 años a pesar de que los doctores dijeron que solamente llegaría a los 30.

— ¡Se equivocaron y pienso llegar hasta los 100 años! Y créeme que llevo una vida normal.

Nació en Ticul, pequeña ciudad de Yucatán que, a pesar de su belleza y de la calidez de su gente, no es precisamente favorable para las personas en su condición.

—Creo que fui el primer discapacitado en salir a la calle en silla de ruedas; el primer ejemplo en mi ciudad, el primer discapacitado en entrar a trabajar en un lugar público. Antes, las personas con discapacidad no salían a la calle, les daba pena o no los sacaban sus familiares porque pensaban que se burlarían de ellos.

Pero, decidido a vencer todos los obstáculos, él no solo salió a la calle, sino que matriculó en una escuela y, gracias a una beca por parte del municipio, se graduó como Técnico en Sistemas.

—Me gusta la informática, la tecnología… ¡es mi pasión!

Vino entonces una segunda complicación. A pesar de su inteligencia, de su capacidad y de tener la preparación necesaria, ninguna empresa le dio una oportunidad.

—Me cerraron las puertas… Nunca me quisieron aceptar porque no confiaban en mi capacidad laboral.

O al menos eso le dijeron.

Pero el Ayuntamiento de Ticul decidió apostar nuevamente por él, y así José Santiago se integró a la administración municipal. Hoy, con dos dedos de su mano derecha, elabora documentos, informes, formatos y sube a la red fotografías de las actividades de su dirección.

—Y si por la tarde sale algún proyecto, pues es mi extra porque a veces el salario no rinde. Todo está caro y hay que trabajar duro.

Y José Santiago todavía va más allá. Actualmente es el vicepresidente de la asociación Vamos juntos IAP que busca apoyar a personas con alguna discapacidad pero, sobre todo, generar conciencia entre el resto de la población sobre el gran potencial que tiene este segmento.

Solo en Ticul tenemos registradas a 220 personas que padecen alguna discapacidad auditiva, motriz, visual o síndrome down. Incluso personas que han perdido un brazo o una pierna.

El pasado 26 de octubre, José Santiago recibió una gran noticia: gracias al Programa de Ampliación y Mejoramiento para Personas con Discapacidad, recibió un subsidio de 54 mil 778 pesos para tener un espacio acorde a sus necesidades.

Actualmente vive en una habitación “muy cómoda, pero tenemos necesidades específicas; el desplazamiento con la silla de ruedas es problemático y yo necesitaba un espacio para mí”.

Este apoyo, cabe señalar, no es algo menor. De acuerdo con datos oficiales, poco más de 117 mil viviendas en el estado de Yucatán requieren de ampliación y mejoramiento; es decir, cuatro de cada diez.

Y a pesar de su alegría, José Santiago no se olvida de los que viven en una situación como la suya:

Este tipo de apoyos son un gran alivio para personas con discapacidad, y ojalá los gobiernos se enfoquen más en estos programas. Personas como yo nos podemos desempeñar laboralmente pero no todos pueden hacer un trabajo de oficina o en la calle y son ellos los que necesitan más apoyos pues no sabemos si sus familiares cuentan con recursos para su salud y su educación y ellos no pueden desempeñar ningún tipo de trabajo—.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: